Casa Salesiana

Casa Salesiana

19/10/2017

Historia

LA FUNDACIÓN

Ya en el año 1884 el Boletín Salesiano del mes de febrero daba como inminente su fundación; sin embargo, la misma recién pudo concretarse el 19 de febrero de 1890.

La nueva Obra salesiana se llamó Oratorio “San Luis”, y contó aquel primer año con una escuela elemental de 150 externos y talleres de carpintería y zapatería. Su primera ubicación no fue, sin embargo, la actual, sino que se instaló provisionalmente en una casa ofrecida por el Consejo de Educación de la Provincia de Santa Fe en la calle Comercio 659 (actual Laprida 1159), entre las calles de San Juan y de Mendoza. En la habitación desocupada, lo único que se halló fue un cuadro de San José, el patrono de los obreros.

Entre las posibles ciudades de la Provincia, para su ubicación los salesianos dieron la preferencia a Rosario por ser una ciudad de 70.000 habitantes y contar con sólo una parroquia y tres o cuatro sacerdotes; y estar la población, por lo tanto, desprovista de escuelas cristianas y de enseñanza del catecismo.

Su primer director iba a ser nada más y nada menos que el beato don Felipe Rinaldi, según sabemos por una comunicación del padre José Vespignani al padre Valentín Bonetti del 27 de octubre de 1923; pero debió ser una designación pasajera, porque el primer salesiano en asumir este cargo fue don Juan Piovano, llegado a la ciudad el 15 de enero de 1890.

EL COLEGIO “SAN JOSÉ”

Directorado del padre Juan Piovano (1890–1902). Hechas las primeras construcciones, el 1 de enero de 1895 fue inaugurada la edificación de la calle Buen Orden (actual España), de 55 metros de frente por 12 de profundidad, que debía servir para clases, dormitorios, comedores, etc. A la vez, se bendijo y colocó la piedra fundamental del edificio definitivo, apadrinado por el gobernador de la Provincia.

Según las crónicas de la época, las nuevas instalaciones las fueron ocupando, primero los internos y después los externos, entre 1895 y 1897, año en el que se concreta el total abandono del primitivo Oratorio “San Luis”.
El 19 de marzo de 1895 puede considerarse como la fecha de inauguración de la nueva Obra de calle Buen Orden.

El 18 de agosto de 1895, monseñor Juan Cagliero bendijo la capilla de San Francisco de Sales, abierta también para la atención de los fieles del barrio.
En el año 1896 comenzó a funcionar una parte de los talleres, pero la inauguración y bendición de ellos se hizo el mes de mayo de 1897. En el patio del Colegio se edificaron dos grandes galpones para la instalación de los talleres de carpintería, sastrería, zapatería, herrería, talabartería, imprenta, encuadernación, y fábrica de cepillos.

En 1899, el Colegio adquirió una modesta imprenta, que se inauguró el 24 de junio. Ese mismo año, se creaba en el San José la banda de música con muchachos de 12 a 16 años, que, por junio, ya actuaban en público.
En 1900, el padre Pablo Albera, futuro Rector Mayor, se llegó a Rosario como representante de don Miguel Rúa, primer sucesor de don Bosco. Directorado del padre Domingo Perazo (1903–1908). Decidió la compra del terreno que daba sobre la calle Independencia (actual Presidente Roca) y, luego, los demás. Hacia 1904, la Obra poseía casi toda la manzana.
El padre Pedro Ricaldone, luego Rector Mayor, estuvo en el Colegio como enviado de don Rúa desde el 6 al 11 de junio de 1908.

En 1908, por iniciativa del director se funda, además, el Centro de ex–alumnos.

Directorado del padre Juan Farinati (1909–1914). Se ocupó especialmente en instalar el externado y el medio pupilaje y se distinguió por el impulso que dio al oratorio festivo.

Directorado del padre Domingo Sorasio (1915–1920). Durante su directorado se abrieron las aulas para las clases secundarias, con la incorporación, en el año 1916, de 1º y 2º años al Colegio Nacional Nº 1; en 1918 se agregó el tercer año; en 1934 el 4º año, y en 1935, el 5º.
Fue también obra suya la fundación del 7º Batallón “Coronel Marcelino E. Freire” de Exploradores de don Bosco.
Luego de estabilizar la parte administrativa, inició la construcción del nuevo edificio de la calle Presidente Roca hasta mitad de la de Jujuy. El 27 de junio de 1920 monseñor Cagliero bendecía la piedra fundamental.

Directorado del padre Serafín Santolini (1921–1926). Su directorado fue decididamente beneficioso por el acrecer de las vocaciones y de la cooperación organizada.
El 16 de octubre de 1921 instituía el Día del Colono; entraban en su finalidad la atención espiritual de los inmigrados, el fomento de las vocaciones y la cooperación para las nuevas construcciones.

El domingo 23 de noviembre de 1922 pudo inaugurarse la construcción iniciada por el padre Sorasio y la entrada se trasladó a la calle Presidente Roca; inmediatamente, se reiniciaron las construcciones del edificio que ocuparía desde la mitad de calle Jujuy hasta la esquina de España y Salta.
En el año 1922 el Gobierno provincial reconoció los títulos de “maestro” en las diversas especialidades de Artes y Oficios.
Entre los años 1922 y 1923 se abrió el Oratorio “Domingo Savio” en el barrio entonces denominado de la Refinería o del Tiro Federal.
En 1926 se inauguraba el grandioso edificio terminado.

BAJO LA INSPECTORÍA SAN FRANCISCO SOLANO DE CÓRDOBA

Desmembrada de la inspectoría de San Francisco de Sales de Buenos Aires en 1926, y con sede en Córdoba, se la llamó también del Norte, por habérsele adjudicado las Provincias de Santa Fe, Córdoba, San Luis y Mendoza para arriba.
Rosario integró, pues, y por tiempo de veinte años, la nueva inspectoría, hasta la creación de la suya propia entre los años de 1946 y 1947.

Directorado del padre Domingo Sorasio (1927–1932). El primer hecho importante de su segundo período de gobierno fue la erección de la parroquia de María Auxiliadora en la capilla de la calle Jujuy.
El padre Sorasio fue nombrado párroco, y fue mérito de él la construcción de la cripta sobre la calle Salta, con frente a Presidente Roca, bendecida el sábado 18 de octubre de 1929.
En lo referente a la escuela, se alcanzaron los grandes éxitos técnicos y prácticos. Superación de las artes gráficas. Obras de arte de ebanistería y talla. La orfebrería ejecutó preciosos y variados artículos para el culto divino. La mecánica entró de lleno en la producción de máquinas, y en la plástica se hallan resultados semejantes en estatuaria de carácter sagrado.
En 1930 se designó la de Rosario como casa de perfeccionamiento de coadjutores. Aunque en 1933 estaba ya sin alumnos.

Directorado del padre José Domingo Fanzolato (1933–1938). Su gobierno señala la conclusión del edificio que da sobre Presidente Roca y el del centro de la manzana para estudiantes; así el Colegio “San José” llega a albergar mil alumnos.
En esta época, se dieron los festejos conmemorativos, abiertos el domingo de Pascua 1º de abril de 1934, de la canonización de don Bosco.
La administración del padre Fanzolato cerró propiamente la época de las construcciones del Colegio; quedaba por levantar, sobre la cripta, el templo superior, que solo llegó a consagrarse el 24 de septiembre de 1949.

Directorado del padre Santiago Musante (1939–1944). Le tocó organizar en 1940 el gran acontecimiento jubilar de las bodas de oro del Colegio; los festejos del cincuentenario se abrieron el domingo 5 de mayo con la así llamada Posta de Antorchas: desde San Nicolás (cuna de la obra salesiana en América) hasta Rosario se condujo la tea simbólica.
En febrero de 1942 adquirió dos hectáreas de terreno entre la Avenida Uriburu y Francia para practicar cómodamente el deporte y la recreación; el 12 de octubre de 1943 el Estadio “Don Bosco” fue solemnemente inaugurado con una brillante fiesta gimnástica.

El 24 de septiembre de 1939, exactamente 10 años antes de la consagración, el padre inspector Guillermo Cabrini bendijo el primer ladrillo depositado sobre la cripta para la construcción del templo superior. Un año después, el 29 de septiembre de 1940, se bendijo la cruz de hierro que corona la torre y otro año adelante, el 14 de septiembre de 1941, se bendijo la gigantesca imagen de María Auxiliadora que adorna la fachada del santuario. El 25 de septiembre de 1942, se trajo el reloj eléctrico que adorna la torre, mientras que en 1943 se bendijeron los comienzos de las obras del camarín.

ROSARIO SEDE INSPECTORIAL

El 1 de septiembre de 1946 se decidió, en Turín, la creación de la nueva inspectoría “Nuestra Señora del Rosario” y Colegio “San José” era declarado su nueva sede. El 5 de noviembre del mismo año la noticia llegó a Rosario: el hecho constituyó la culminación de los honores a que podía aspirar esta Obra, que venía a coronar los 56 años de labor eclesiástica y social, derramada a profusión por los hijos de don Bosco y sus muchos colaboradores del lugar y de todo el país.

Directorado del padre Blas M. Prieto (1945–1947). Treinta y un salesianos formaban la comunidad que él presidió; entre ellos, hombres representativos como el padre Victorio M. Bonamín, fundador de la revista Didascalia y futuro obispo, y el coadjutor Carlos Conci, de larga figuración en el escenario argentino sobre todo con la atención de la Juventud Obrera Católica, el Secretariado Económico Social y la Unión Popular Católica Argentina.
El 15 de septiembre de 1946 se bendijo el cuadro de María Auxiliadora, reproducción del que en Valdocco hiciera pintar don Bosco, destinado al camarín.
Por causas desconocidas, el 10 de abril de 1947, Jueves Santo, se incendió la capilla interna que ocupaba la capilla el segundo piso del ala central, perpendicularmente a la calle España. El accidente se llevó consigo una víctima: el alumno Américo Gandolfo, muerto en su lugar de estudio, con sus libros debajo del brazo, apretado por el techo al derrumbarse. La destrucción de la capilla fue total. El fuego avanzó también por el depósito de moldes y estatuas, situado detrás de la sacristía, dejando algunas imágenes en pie, y quedando en primera línea la de don Bosco.
En mayo de 1947 se publica el primer número de la revista Didascalia, integrando las producciones de la conocida Editorial Apis y con secciones adaptadas a la necesidad de orientar y apoyar a los profesores de religión.

Directorado del padre Horacio Ióvine (1948–1953). Su amabilidad ha de perdurar en la historia del Colegio como una de las mejores páginas: dirección inteligente, entusiasta y paternal.
Ya en el año 1948 funcionaban en la Obra las escuelas de tipografía, imprenta, litografía, encuadernación, fotograbados, fundición, herrería, ajuste, tornado, carpintería, escultura, decoración, orfebrería, cincelado, sastrería y zapatería. Según un informe del mismo Director, “la primera escuela de Artes y Oficios de la Provincia… es una de las más importantes del país”. La sección de Artes y Oficios se incorpora a la Universidad Nacional de Tucumán como Instituto Politécnico de la Universidad Salesiana del Trabajo.
El momento cumbre de esta etapa y de la Obra toda fue la consagración del templo de “María Auxiliadora”, el 24 de septiembre de 1949, Fiesta del Colono. Las celebraciones comenzaron la noche del 23 de septiembre, con la veneración de las reliquias en la cripta, y culminaron el 2 de octubre, con la misa campal por la mañana y el solemne tedeum por la tarde.

Coronando las celebraciones y en atención a la expresión de deseos formulada durante la fiesta, el presidente de la Nación, Gral. Juan D. Perón, declara el 27 de octubre de 1949 a la Santísima Virgen María, en su advocación de María Auxiliadora, Patrona del Agro Argentino.

Directorado del padre José C. Brissio (1954–1959). Un espíritu dinámico y organizador señaló el paso del padre, director de esta Micrópolis, como cariñosamente se suele llamar al Colegio “San José”.
Por varios días de junio de 1956, visitó la Obra el Rector Mayor don Renato Ziggiotti, quinto sucesor de don Bosco, Huésped de Honor de la ciudad y del Colegio.

Directorado del padre Juan Glomba (1960–1961). Al celebrarse el Centenario de las Artes Gráficas Salesianas, el 1 de diciembre de 1961 se bendijeron las nuevas instalaciones gráficas del Colegio “San José”.

Directorado del padre Juan B. Brizio (1962). Su gobierno se vio interrumpido por su designación como inspector. Su período indicó el comienzo de la incorporación de la enseñanza técnica a la Enseñanza Oficial.

Directorado del padre Antonio Azarkievich (1963–1968). El 13 de septiembre de 1964 se colocó la piedra fundamental de la Escuela de Mecánica, con las especialidades de Electromecánica y Electrotécnica: la cual instalación concluida, bendijo el arzobispo de Rosario, monseñor Guillermo Bollati, el 8 de octubre de 1967.
Se concluyen los trabajos del templo con la colocación de los hermosos vitrales.

Directorado del padre Francisco Tessarolo (1969–1972). La buena gestión de la Obra le trajo el inspectorado, que administró entre los años 1973 y 1978.

Directorado del padre Oscar Gilabert (1973–1978). Haciendo un balance de la Obra, éste expresaba: “Quienes conocemos la trayectoria del Colegio ‘San José’, siempre lo vimos grande e imponente, complejo y organizado, dinámico y al servicio de la comunidad, abierto y de avanzada, cordial y acogedor: es decir, siempre en marcha, sin detener el impulso renovador que le dieron los primeros salesianos que lo soñaron grande, como hoy nosotros lo contemplamos”.

Directorado del padre Ángel Butto (1979–1982). Bajo su gobierno, visitó la Obra el Rector Mayor don Edigio Viganó, séptimo sucesor de don Bosco.

Directorado del padre Mario Persig (1983–1988). La novedad entre las de más relieve para el Colegio fue el nuevo Profesorado “San Juan Bosco” de Filosofía y Ciencias de la Educación con orientación en Pastoral Juvenil, inaugurado el 3 de abril de 1984; el mismo, desde 1985, publica estudios a través de la revista Paideia cristiana.

Le tocó, además, organizar en 1988 el gran acontecimiento jubilar de los cien años de la muerte de san Juan Bosco.

Directorado del padre Juan Brambilla (1989–1993). El 19 de febrero de 1990 conmemoró el Colegio “San José” el centenario de su fundación, cuyos festejos comenzaron con la celebración eucarística presidida por monseñor Victorio M. Bonamín y se sucedieron según el esquema de homenajes organizado por la Comisión central de festejos; entre ellos, se destacan el acto cultural realizado en el teatro “El Círculo”, el 14 de septiembre, y la inauguración de la plazoleta “Don Bosco” en Presidente Roca y Wheelwright, el 2 de diciembre de ese año.

Directorado del padre Mario Persig (1993–1996).

Directorado del padre Juan Fasolato (1996–2002). En un contexto de profunda transformación de la política educativa nacional, en el año 1998 el Colegio asistió a una significativa modificación de su estructura escolar: 1/ la Escuela primaria nº 1012 pierde el séptimo año, que se incorpora al nuevo ciclo de educación general básica; 2/ se cierra el Bachillerato mercantil nº 9232 y surgen las nuevas modalidades de la Escuela media nº 8013 (Producción de bienes y servicios – con orientaciones en Electrónica y Electromecánica –, Humanidades y Ciencias sociales, y Economía y Gestión de las organizaciones); 3/ se transforma la Escuela de capacitación laboral en la Escuela media nº 2043 con modalidad en Producción de bienes y servicios – orientaciones en Electromecánica y Arte y diseño gráfico –; 4/ se redenomina todo el complejo escolar como Centro Educativo Pastoral Salesiano “San José”; 5/ surge el equipo de pastoral, integrado por el coordinador general y los pastoralistas de sectores.
Además, la profunda crisis económica que desembocará en el crack del año 2001 no dejó inmune a la Obra, que asiste al cierre de las instalaciones gráficas, a la venta del Estadio “Don Bosco” y al desprendimiento de múltiples inmuebles.
En 1982 visitó la Obra el Rector Mayor don Juan Vecchi, octavo sucesor de don Bosco; en esa oportunidad, se bendijo la piedra fundamental del nuevo Gimnasio “Don Bosco” a construirse sobre calle Salta.

Directorado del padre Pablo Kolomi (2002–2007). Durante su gestión se concluye la construcción del nuevo Gimnasio. La Obra establece vínculos institucionales con el Consejo de Capacitación y Formación Profesional (CCFP) de la ciudad de Rosario; fruto del mismo y a través de la celebración de convenios con la Municipalidad local, comienza en la Obra el dictado de distintos cursos de capacitación laboral, inscritos en el marco de los planes de formación promovidos por la Secretaría de Promoción Social.
Por un acuerdo entre la Municipalidad de Rosario y el País Vasco (España), algunos docentes de las Escuelas técnicas de la Obra participan de una experiencia de formación en Bilbao y se reciben maquinarias y herramientas en donación para ser utilizadas tanto para las clases como para los cursos.

En el año 2007 la empresa FEXA (Fundición Extrusión Aluminio) dona maquinarias para la instalación de una carpintería de aluminio para las clases y los cursos.

Directorado del padre Orlando Sánchez (2008-2011).
El 16 de agosto de 2008 el Centro de ex–alumnos del Colegio cumple 100 años. La parroquia celebra su 60º aniversario de consagración del templo superior. Como un hecho que marcará la historia del Colegio, el 5 de octubre de 2009 la Casa recibe la visita de las reliquias insignes de Don Bosco, en el marco de la gira 2009-2015 que su urna realizará por todo el mundo salesiano.

Directorado del padre Víctor Sánchez (2012-…).
El 30 de abril de 2015 el Concejo Municipal de Rosario declara al Colegio San José Institución Benemérita en su 125º aniversario.
En el 2016 comienza a funcionar en el horario vespertino el Bachillerato Acelerado Para Adultos Nº 2043, de modalidad mixto, como los numerosos talleres de oficios gratuitos de: Carpintería, Herrería, Soldadura, Tornería, Pastelería, Panadería, Ayudante de Cocina, Electricidad, Carpintería de Aluminio, entre otros. Dichos cursos son llevados a cabo mediante la presentación de proyectos educativos al Estado Municipal, Provincial y Nacional.